32 años de la firma de los acuerdos de Paz

Un Espacio para la Memoria

Nuestros documentos pretenden hacer de la memoria creación y presente

32

Archivo Preservado con aportes del Ministerio de Cultura

Somos un archivo nacional audiovisual. Preservamos y conservamos no solo nuestro patrimonio fílmico, sino nuestra memoria colectiva e histórica.

RECORDANDO A IVÁN MARINO OSPINA

Por; Arjaid Artunduaga

Agosto 2021

En este Agosto de 2021 los grandes medios de comunicación han puesto de moda hablar de los tales-ibanes, y sin que sea ese el motivo para estar juntos, hoy estamos aquí para hablar de y con Ivan Marino Ospina; Marino para su familia, Iván y Felipe para los compañeros.

Un hombre llamado Bertolt Brecht, por allá en medio de la segunda guerra mundial, en el siglo pasado, dijo: «hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero los hay que luchan toda la vida: Esos son los imprescindibles.»

Pareciera que desde su nacimiento el 16 de Abril de 1940 en Roldanillo, Iván estaba marcado por los abriles que recorrió desde niño y lo llevaron a ser con Jaime Bateman uno de los imprescindibles en la fundación, crecimiento y desarrollo del M-19. Sin ellos el M no era posible; desde muy  jóvenes, casi que desde la adolescencia, construyeron una hermandad que trascendió la amistad y se tornó en complicidad en la construcción de sueños y futuros posibles. Eso quedó demostrado durante los 16 años de vida publica del M.

Siempre he creído que Iván fue el polo a tierra de Jaime. Era el encargado de hacer posible la imaginación universal del flaco. 

La enorme e inagotable capacidad de  Ivan para posibilitar la organización, dotándola de todo lo necesario para  existir, consiguiendo de la nada las cosas, resolviendo las necesidades cotidianas. El estar dedicado a lo diario, nunca fue un obstáculo para ejercer su condición de maestro, de comandante, de amigo, de hermano, de cómplice, de compañero.


Formado como militante desde joven en las filas de la Juco, sabía la importancia de la organización en cualquier lucha, por eso su papel como organizador siempre fue fundamental en el crecimiento la llamada estructura organizativa. 

Fue un celoso guardián de lo colectivo y siempre lo colocó por encima del individuo, aun en los momentos mas difíciles de su militancia de siempre, como hombre de la base y como comandante, no vaciló en reconocer la importancia del todo, en eso era implacable. Recuerdo cuando me tocó la misión de comunicarle la muerte de Bateman y recuerdo su respuesta, reconociendo la inmensa responsabilidad y la importancia de todos pues en palabras escritas por el, me decía: » llevo dos semanas sin poder dormir bien, se de la responsabilidad que me toca asumir como comandante, pero también se, que sin el apoyo de todos los compañeros me es imposible mantenerme en el lomo de este potro brioso que es el M…» Esas frases muestran la grandeza del revolucionario que siempre fue y la claridad que le permitió por siempre, saber que el proyecto era obra de todos.

Decir que Ivan fue, no me parece exacto, creo que SIGUE SIENDO, como muchos hombres y mujeres no solo del M, sino de otras organizaciones políticas en el más amplio de los sentidos.

Un Espacio para la Memoria

Nuestros documentos pretenden hacer de la memoria creación y presente

2022 © Pensamiento Cultura y Paz - Todos los derechos Reservados